¿Qué es un/a estudiante de prueba?

Un/a estudiante de prueba es un/a nuevo/a usuario/a que tiene 14 días para probar Chatterbug, con Self-Study ilimitado y una Live Lesson.

Enseñar a un/a estudiante de prueba es una tarea muy especial. Se trata de un/a estudiante que tendrá su primer contacto con Chatterbug y queremos recortarte que debes ser especialmente alentador y simpático (¡muéstrale tu mejor sonrisa!). Otras puntos que debes tener en cuentra al darle clase a un/a estudiante de prueba:

  • Ten paciencia: los/las estudiantes de prueba pueden estar un poco nerviosos/as, especialmente si es su primer contacto con el idioma. Asegúrate de darles tiempo para que entiendan los ejercicios y las instrucciones, así como tiempo extra para responder a las preguntas. Trata de no interrumpirlos/las cuando se estén expresando en la lengua meta.

  • Sé flexible: averigua cuál es su nivel de lengua, de qué cultura proviene y qué tipo de personalidad tiene (si es sociable o más bien tímido/a).

  • Sé empático: ¿recuerdas la primera vez que aprendiste algo nuevo? Puede ser estresante (especialmente si lo haces con un completo desconocido), así que saca tu mejor sonrisa y transmíteles todo tu apoyo para que sepan que todo va a ir bien (¡o increíblemente bien!). Un "¡wow, well done!" o un "sehr gut!" pueden decir más de lo que crees

¿Cómo debería ser una lección de prueba?

Al inicio de la Lesson de prueba comienza explicándole brevemente cómo funciona el sistema y qué vais a hacer. Si es principiante, enséñale algunas frases clave (como por ejemplo: "¿puedes repetirlo, por favor?", "¿qué significa..?, "no lo entiendo"). Durante la lección, haz uso del chat. Cuando estás aprendiendo una lengua siempre ayuda ver la palabra escrita mientras la escuchas de la boca de un nativo. También puedes utilizarlo para escribir frases o palabras clave. Al final de la lección dile qué hizo bien y dale ánimos. También será de gran ayuda para nuestro equipo de Customer Success si nos das dejas comentarios adicionales al final de la Lesson para que podamos enviarles una nota personalizada.

La retroalimentación podría ser así, por ejemplo:

Ann entendía muchas de las palabras y podía crear oraciones cortas de manera independiente. ¡Quedé muy impresionado/a! ¡Le gustó mucho hablar de X y ya domina los números!


¿Te ha gustado el artículo?


Powered by HelpDocs (opens in a new tab)